Tipos de Válvulas de Control

En una planta química existen decenas o miles de sistemas que miden, registran, trasmiten, controlan, etc. Existen sistemas autónomos o locales que realizan la función de control en el mismo lugar o muy cerca.

Cuando se quiere realmente tener una visión global de lo que está sucediendo en la planta; toda la información de los instrumentos en la planta deberá ser enviada a un cuarto de control, donde un ordenador central procesará los datos y enviarán ordenes de control.

Es muy importante en el diseño de tuberías tomar en cuenta los instrumentos y válvulas de control, ya que estos no solamente usan un espacio en la tubería, en algunos casos son bastante aparatosos, y en muchos casos exigirán una posición definida y una cierta distancia con puntos de referencia.

El elemento más común en la industria de control de procesos es la válvula de control; ésta, por medio de un elemento estrangulará el fluido, y mantendrá regulada la variable de proceso.

Un montaje típico de válvula de control consta de:

  1. Cuerpo de la válvula.
  2. Mecanismo de control.
  3. El actuador que opera la válvula.
  4. Los sensores de información: posicionadores, transductores, regulador de presión de alimentación, operadores manuales, amortiguador (snubbers), finales de carrera, etc.

Existe una amplia variedad de válvulas de control y dependiendo de las variables que van a controlar se pueden clasificar en:

VÁLVULAS DE CONTROL DE FLUJO

Las válvulas de control de flujo a veces usan un dispositivo para abrirse. Este dispositivo suele ser operado por mecanismos hidráulicos. Cuando la válvula de flujo percibe un cambio de presión, es el actuador el encargado de abrir la válvula. Algunas válvulas de control de flujo no usan otro dispositivo para abrirse o cerrarse. Éstas se llaman válvulas de control automático. Cuando la presión cae o aumenta, proporciona la fuerza suficiente para abrir la válvula automáticamente. Éste es el caso de las válvulas de altitud en los tanques de agua. Cuando el nivel de agua alcanza cierto punto, la válvula se cerrará automáticamente.

VÁLVULAS DE CONTROL DE PRESIÓN

Este tipo de válvula comúnmente realiza su trabajo en forma local, eso no indica que no pueda tener un mecanismo de trasmisión de señal.

VÁLVULAS DE CONTROL DE TEMPERATURA

Son también conocidas como termoestáticas, reguladoras de temperatura. Su funcionamiento es automático y no requiere elementos externos de accionamiento, tales como electricidad, aire comprimido, aceite  hidráulico o agua.

Es una válvula de doble asiento y el eje obturador está presionado por un muelle en uno de sus extremos. Un termostato sensible se instala en el punto (depósito, tubería) cuya temperatura se desee regular. La válvula se coloca en la tubería que da paso al sistema de calefacción o refrigeración.

 

El termostato, el tubo de conexión y el cilindro que acciona el eje de obturadores en el extremo opuesto en el que se sitúa el muelle, van completamente llenos de aun aceite mineral especial. Si éste recibe calor, se expansiona, empuja el eje de obturadores, venciendo la presión del muelle, y cierra gradualmente la válvula. A la inversa sucede cuando desciende la temperatura en el punto de medición.

 

En la práctica, la válvula se ajusta por sí sola en una posición tal que deja  el paso suficiente de elemento calorífico (frigorífico) para mantener la temperatura deseada.

Share This